Arkema anuncia el desarrollo de nuevas capacidades de producción de gas refrigerante fluorado 1234yf

Arkema anuncia el lanzamiento de la construcción de una planta de gas refrigerante fluorado 1234yf de bajo GWP (Global Warning Potential)* con el inicio de la producción previsto en 2016.

El gas refrigerante Forane® 1234yf responde a las necesidades futuras, así como a las reglamentaciones por venir en la industria mundial de aire acondicionado para el automóvil.

La directiva europea MAC (Mobile Air Conditioning)** prohíbe la utilización de refrigerantes con un potencial de calentamiento climático superior a 150 en las nuevas plataformas de vehículos producidas a partir del 1 de enero de 2013 y en todos los nuevos vehículos vendidos en Europa a partir del 1 de enero de 2017. En el transcurso de los últimos meses los estudios realizados por la SAE (Society of Automotive Engineering) han confirmado de nuevo la seguridad de uso del 1234yf, reforzando así la recomendación de la directiva europea para el abandono del actual gas refrigerante (R134a).

Como uno de los grandes productores de gas refrigerante para el mercado del automóvil, Arkema considera que los constructores de automóviles no han tenido suficiente visibilidad en relación a la disponibilidad y las condiciones de aprovisionamiento del 1234yf, lo que hasta este momento ha frenado la conversión de la industria hacia esta nueva generación de gas refrigerante. Con esta inversión, Arkema quiere restablecer la confianza del sector del automóvil respecto del 1234yf y asegurar a la industria automovilística que el 1234yf estará disponible comercialmente para acompañar la sustitución del R134a. Por otra parte, a finales de 2011, Arkema dio los pasos necesarios frente a las autoridades reguladoras competentes con el objetivo de levantar las restricciones que limitaban la disponibilidad de 1234yf.

La estrategia industrial seguida por Arkema está basada en tecnologías propias y consta de dos etapas. La primera etapa consiste en la construcción de una planta de producción en Asia que permitirá cubrir las primeras necesidades de 1234yf. En la segunda etapa, la inversión se realizará en Europa con el fin de reemplazar completamente el R134a después de 2017.

Arkema, uno de los líderes mundial de los gases refrigerantes fluorados, persigue una estrategia de adaptación permanente a los cambios de reglamentación en el mundo, desarrolla soluciones competitivas y respetuosas del medio ambiente y se esfuerza en proveer el mejor soporte y las mejores soluciones a sus clientes.

* GWP: bajo potencial de calentamiento climático
** MAC: sistema de aire acondicionado del automóvil

Primera empresa química francesa, gran actor de la química mundial, Arkema inventa cada día la química del mañana. Una química de especialidades, moderna y responsable, comprometida con la innovación, que aporta a sus clientes soluciones concretas para alcanzar los retos del cambio climático, acceso a agua potable, energías de futuro, la preservación de los recursos fósiles y el aligeramiento de los materiales. Presente en más de 40 países, con 14.000 empleados y 10 centros de investigación, Arkema realiza una cifra de negocio en torno a 6.400 millones de euros y ocupa posiciones de líder en sus mercados con marcas internacionalmente reconocidas.

Pablo Renieblas: “Pretendemos reducir al máximo las emisiones de gases refrigerantes y el pago de derechos de emisión”

El subdirector general de Impuestos Especiales, Pablo Renieblas, ha explicado que el nuevo impuesto “verde” sólo gravará la emisión y no la compra de gases en el marco de la primera jornada informativa sobre la ley 16/2013, organizada por Solquimia. Para el gerente de Solquimia, Rafael Díaz, el tributo supone una “oportunidad” para mejorar la relación del sector de climatización con el medio ambiente.

Zaragoza, 8 de enero de 2014.- El subdirector general de Impuestos Especiales y de Tributos sobre el Comercio Exterior, Pablo Renieblas, ha explicado en Zaragoza en una jornada organizada por Solquimia que el nuevo impuesto “verde” sobre gases refrigerantes tiene una finalidad claramente medioambiental y no recaudatoria: “Pretendemos reducir al máximo las emisiones de gases refrigerantes y los derechos de emisión que se pagan a otros países”.

Así lo ha afirmado en la jornada “Impuesto sobre los gases fluorados de efecto invernadero”, organizada por Solquimia con el patrocinio de Adiego, Atecyr y Amafri, que ha reunido a una nutrida representación de empresas del sector de la refrigeración y la climatización afectadas por el nuevo tributo, que entró en vigor el 1 de enero de 2014 con la ley 16/2013 y que sitúa a España como el primer país de la Europa mediterránea en implantar medidas de fiscalidad medioambiental en esta materia.

El impuesto tendrá una implantación progresiva desde este año, de forma que se repercutirá un 33% del total en 2014, un 66% en 2015 y la cuota íntegra en 2016. Sin embargo, tal y como ha indicado Renieblas, sólo se gravarán las emisiones de gas a la atmósfera y no la compra para su instalación en equipos nuevos. Se trata, además, de buscar alternativas más ecológicas. “El impuesto lo que pretende es reciclar”, ha incidido.

En este sentido, el gerente de Solquimia, Rafael Díaz, ha puntualizado que “aquellas empresas que realicen unas buenas prácticas a la hora de gestionar los gases de efecto invernadero se verán beneficiadas con la deducción del impuesto” ya que “regular estas opciones estimula el desarrollo de tecnologías ecológicas”. Asimismo, ha recalcado cómo las empresas se pueden beneficiar “de una mayor profesionalización y deducciones de impuestos”, de forma que percibe el cambio como una “oportunidad” para mejorar la relación del sector de la refrigeración y la climatización con el medio ambiente.

De hecho, se han establecido exenciones a las empresas por la retirada de estos gases y por una correcta gestión de residuos con la posibilidad de desgravar hasta el 100% del impuesto.

La entrada en vigor del impuesto responde a las recomendaciones de la Unión Europea y gravará, entre otros, los gases de efecto invernadero HFC que emiten los aparatos de aire acondicionado de uso doméstico y de vehículos, así como los sistemas de refrigeración. Cabe recordar que España sobrepasa la cuota de emisión de CO2 establecida en el Protocolo de Kioto y sólo en la pasada legislatura destinó 770 millones de euros a la compra de derechos de emisión a otros países.

En cuanto a la incidencia del impuesto sobre los consumidores, para la recarga de un aparato split de aire acondicionado doméstico en 2016 supondrá un incremento de entre 40 y 50 euros. En el caso de la recargara del aire acondicionado de un coche la subida debida exclusivamente al impuesto será de unos 20 euros.

La nueva situación a la que se enfrenta al sector, la complejidad administrativa, las soluciones para la gestión de residuos o las alternativas ecológicas para sustituir los gases fluorados han sido otros de los temas abordados.

SOLQUIMIA IBERIA

Solquimia Iberia es una de las mayores plantas envasadoras de España, referente en el sector. Tras la publicación de la ley 16/2013 que grava la venta de gases fluorados de efecto invernadero, pretende facilitar los trámites que, para su cumplimiento, han de considerar los distribuidores e instaladores en las ventas y servicios prestados a mayoristas y clientes finales.

jornada-gases-fluorados-300x199